Frase de la semana

Mi vida se volvió tan ruidosa que tuve que estar en silencio para poder oírme. GaTo


¿Dónde está su niño?

martes, diciembre 22

Cuando somos niños, nuestro corazón es grande y completamente honesto, eso nos permite ser sinceros y abiertos, no pensamos las cosas, ¡las sentimos!, pero luego a través de los años, mientras vamos "creciendo", el ambiente nos va inundando y contaminando con los sentimientos de "grande", es entonces, que la mente toma el control y mientras más vamos madurando, más vamos aprendiendo a no confiar en nuestro corazón, pues nos enseñaron a pensar antes de actuar, es aquí donde olvidamos los sentimientos y nos convertimos en adultos estresados, angustiados y nuestro niño va quedando enterrado y pasa a un segundo plano, sin saber que él es el pilar de nuestro ser emocional, es nuestra esencia, es nuestra parte más sabía y más noble.

Por eso, queridos lectores, les dejo está reflexión de un coterráneo: Jairo Aníbal Niño,

 "Usted que es una persona adulta -y por lo tanto- sensata, madura, razonable, con una gran experiencia y que sabe muchas cosas, ¿qué quiere ser cuando sea niño?"

Y de paso les pregunto, ¿Dónde está su niño?

Espero la respuesta que encuentre no sea una decepción para usted, pero tranquilo que si no encuentra su niño, para eso estamos, recuerde los momentos sin preocupaciones, en los que era feliz jugando con arena, pasto o simplemente caminando, recuerde lo fácil que era la vida, recuerde que todo se solucionaba, con un "sana, sana colita de rana, que si no sana hoy, sanará mañana", recuerde todo y no deje que su niño muera; y es que tenemos que entender que muchas de las preocupaciones o males que nos pasan como adultos, es debido a que hemos olvidado la alegría, la espontaneidad, la inocencia y la naturalidad que teníamos cuando éramos niños.

Así que si usted, encuentra a su niño y vive con él, no piense que usted es una persona inmadura, al contrario, ha llegado a un punto de madurez cósmica – óptima – donde puede tomar decisiones basado no solo en su mente, sino también en su corazón, recuerde que en la edad adulta también se necesita de vez en cuando sacar esa parte espontánea y divertida, las decisiones son más fácil de tomar cuando nos conectamos con nuestro niño; así que si ya tiene a su niño a su lado, felicitaciones, sino, búsquelo.

Yo por mi parte, tendré la edad verdadera del niño que he liberado*, y si un día duda de algo, recuerde, lo que decía un pequeño, pero grande príncipe, que grandes enseñanzas nos ha dejado, “Mi secreto, no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos"

-Feliz noche, bueno ya es de madrugada, pero mi niño es algo inquieto y le gusta trasnochar -como a mí- ya que en la noche es cuando más ideas y creatividad nos llega, entonces si aún tiene dudas y se pregunta por qué estoy despierto a estas horas de la madrugada, la respuesta es sencilla, salí a volar a la nube más alta con mi niño, no sé cuándo vuelva. Sin embargo, si aún así sigue con dudas, les dejo un letrero mientras espera que vuelva, “Buena pregunta, pero eso ya es otro tema, que en este momento no es importante"

 -Gatocrates-
 *Frase vista en un letrero, de los tantos que abundan, en la calle, universidades, etc.

Click y comparte esta entrada :)

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario

>